El Pacto Matrimonial, por Nydia Millán

| June 22, 2011

fotolia.com

Pacto se define como promesa sujeta a juramento mediante el cual una parte promete solemnemente bendecir o servir a otra de alguna manera específica (Diccionario Bíblico Ilustrado Holman).   A veces el cumplimiento de la promesa depende de que la parte a quien se le promete algo cumpla con ciertas condiciones.  En el pasado la celebración de pactos también incluía señales.  Estas servían como memorial que les recordaba a las partes sus promesas.  En la sociedad actual encontramos diversidad de formas de pactos. Se firman contratos, los cuales son pactos legales  de arrendamiento, de contraventa, financieros,  etc.  El pacto al cual me voy a referir  es el del matrimonio.

El matrimonio es un pacto diferente porque  se hace no solo entre dos personas, sino entre dos personas y Dios, como testigo. Este pacto goza de un interés especial porque estas dos personas prometen vivir juntos en un compromiso para toda la vida, incluye la unión sexual, el amor sacrificial  y el respaldo mutuo.

Cada día se realizan matrimonios y lamentablemente, cada día muchas parejas  rompen el pacto, pues olvidan que pactaron para toda la vida, juraron frente al mundo y frente a Dios.  Efecios  4:23 dice que seamos solícitos en guardar la unidad.  Al formar el matrimonio perdemos nuestra individualidad para formar una nueva personalidad que es la pareja. La casa deja de serlo para formar el hogar. Dos personas dejan de ser individuos para ser la pareja que pronto será la familia.  El matrimonio representa la unidad familiar, allí se ama y  se educa los niños que al llegar a ser adultos formaran su propia familia. Educamos mas con nuestras acciones  que con nuestras palabras. Cuando se instituyó el matrimonio, Dios sabía que habría diferencias, éstas están contempladas en las escrituras; allí podemos encontrar sabiduría para enfrentar las pruebas y allí también se encuentran los causales aprobados por Dios para la disolución del pacto.

Amor ágape (desmedido y libre de egoísmo) es necesario para enfrentar la promesa de que en el mundo tendríamos aflicción.  Escoger la persona correcta, conocer sus creencias, su familia y de donde viene, es una forma de evitar problemas futuros.

Entablar comunicación, y tener comunión con el creador  del producto conocido como matrimonio garantiza que en tu caminar tendrás las herramientas necesaria para pelear la batalla diaria que de seguro enfrentarás.  1 Pedro 4:8 nos anima a amarnos profundamente porque el amor es capaz  de perdonar muchas ofensas y recuerda en la medida que perdones serás perdonado.

Matrimonio, pacto del Creador de pactos.

us.fotolia.com

 

Tags: , , , ,

Category: Crecimiento Espiritual, Notas para Crecer

About the Author ()

Nydia Millán es originalmente de Sabana Grande, Puerto Rico. Estudió Administración de Hogares en la Universidad Interamericana de Puerto Rico, en San Germán, PR. Es lider en la Iglesia Cristiana de la Familia, Casa de Restauración en Coamo, PR. Es una ávida lectora de La Biblia, libros de referencia y libros relacionados.

Comments are closed.